Buscar
  • Sorgin Ederra

Procesionaria del pino

Thaumetopoea pityocampa, la oruga que ocasiona grandes lesiones en nuestros compañeros caninos.


La oruga procesionaria, es un animal que abunda en los bosques de pinos, ya que se alimenta de sus tallos verdes.


Las orugas están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire, por lo que pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta en los seres humanos, así como intensas reacciones alérgicas. La sustancia que le confiere esta capacidad urticante es una toxina denominada Thaumatopina.


En el caso de nuestros queridos canes, la reacción puede ser mucho mas adversa, dado que ellos, para conocer algo, lo huelen o bien lamen. Este hecho, puede provocar que el contacto con nariz o lengua del can con la oruga, puede provocar que la zona afectada se inflame o incluso, se llega a necrosar, llegando a perder el trozo de lengua afectada.

CICLO BIOLOGICO


Los individuos adultos en forma de mariposas se aparean en verano. Tienen hábitos exclusivamente nocturnos, por lo que evitan en gran medida su depredación por las aves diurnas. La hembra pone sus huevos la misma noche del apareamiento, sobre las copas de los árboles.

30-40 días después, nacen las larvas. Tras eclosionar los huevos, las larvas empiezan a alimentarse de las acículas de los árboles.

A partir del tercer estadio larvario las orugas desarrollarán pelos urticantes y construyen sobre los árboles unos bolsones mucho más densos y conspicuos, en los que pasarán el invierno. En ellos pasan los periodos diurnos y salen para alimentarse al atardecer.

En el quinto estadio larvario las orugas son tremendamente voraces.

Tras alimentarse durante unos 30 días, entre febrero y abril, es decir, al final del invierno, las orugas en esta última fase larvaria descienden en grupo y forman las características "procesiones", siguiendo un hilo de seda segregado por ellas para ir juntas.

Finalmente se entierran en el suelo, donde pasan a la fase de pupa o crisálida. En el siguiente verano, o a lo largo de los cuatro veranos siguientes, si han permanecido en diapausa, las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas cuyo periodo de vida es muy corto (entre uno y dos días), que se aparean, comenzando de nuevo el ciclo.



¿QUE HAGO SI MI PERRO TOCA UNA PROCESIONARIA?

  1. Lo primero que debes hacer si tu perro ha entrado en contacto con la procesionaria es lavar muy bien la zona afectada con agua templada, con el fin de neutralizar el efecto de la toxina. Si es necesario, retira antes la procesionaria con cuidado y sin tocarla, utilizando guantes o pinzas. No frotes o manipules las posibles heridas, ya que puedes hacer que las toxinas se extiendan por el cuerpo del perro.

  2. A continuación, es primordial acudir cuanto antes al veterinario, que administrará corticoides para tratar la inflamación. La inflamación de la lengua puede hacer que el perro muera asfixiado y, dependiendo de la gravedad, es posible que la zona afectada sufra una necrosis, debiendo ser amputada.

  3. Si vives en zonas de alto riesgo, es una buena idea hablar con tu veterinario para que te proporcione inyecciones de Urbason y te enseñe como aplicarlas. No es un tratamiento definitivo, pero ayudarán hasta que llegues con tu perro al veterinario


COMO AYUDAR A ERRADICARLA


- Una opción es eliminar la bolas blancas que veamos en las ramas de los pinos. Podemos cortar la rama y llevarnos el nido de orugas con ella, y en un lugar seguro, proceder a su quema.

- También podemos colocar trampas en los arboles. Colocando unos plásticos alrededor del tronco del árbol, para así, evitar que las orugas lleguen al suelo.

- Ayudar a sus depredadores naturales, también es buena opción. Los mayores depredadores de la procesionaria, residentes durante todo el año, son los carboneros y los herrerillos, pájaros insectívoros especialmente voraces con la procesionaria. También las abubillas, pero solo en verano, depredan las crisálidas escarbando entre la hojarasca.

Los murciélagos que depredan las polillas nocturnas de la procesionaria que coinciden con su época de cría y de acumulación de reservas para pasar el invierno.

Por tanto, colocar nidos para estas aves y mamíferos, y ayudar a su procreación y aumento de la población.




Así que, siempre que sea posible, evita los bosques o parques donde veas nidos de orugas. Si no lo puedes evitar, mucho cuidado y no le pierdas ojo.

Fuentes: wikipedia, parapajaros.com,


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo