Sorgin Ederra Dálmatas
Sorgin Ederra Dálmatas

Bagà y Castellar d'en Hug, Barcelona

El 8 de diciembre del 2016, nos escapamos unos días a la montaña, toda la familia al completo.

El primer destino fue Bagà desde donde ascendimos el pico del Niu de lAliga, situado a 2.510m, hasta donde llegan los telesillas de las pistas de esquí de la Molina y unos metros más arriba, llegamos a Tossa dAlp.

Comenzamos la ruta desde el Coll de Pals. Dejamos la furgoneta en la explanada que encontramos a la derecha, ya con más coches, paseamos un ratito a Digua, equipamos a Amets, Izar y Aloña, dejamos a Digua descansando en la furgo (recordad que tiene 13 años y ya no está para esos trotes y hace buena temperatura, para que se pueda quedar en el coche sin pasar ni calor ni frio) y emprendemos el camino.

Al principio el camino no está muy marcado, pero enseguida podemos ver las huellas dejadas por otros montañeros. Amets, Aloña e Izar, enseguida comienza a disfrutar de los grandes espacios y de la nieve. Saltan y corren sin parar, dando pequeños mordisquitos a la nieve, para refrescarse y jugar con ella.

Afrontamos la primera subido valientes, pero enseguida nos damos cuenta que llevamos demasiada ropa, ya que el sol es muy fuerte a ciertas alturas y, además, tres hacer ejercicio lo notamos aún más. Así que hacemos una primera paradita, para quitarnos alguna capa que otra y continuar el camino más frescos.

Continuamos el camino hacia el refugio del Niu de lAliga, disfrutando de las maravillosas vistes, se ve todo precioso con ese cielo azul y todo nuestro alrededor tan blanco. Al llegar al refugio, hacemos una pequeña parada, para comer algo y refrescarnos y así, acabar de subir la cima hasta Tossa dAlp, que se encuentra a unos pocos metros detrás.

Aquí arriba hemos atado a las chicas, ya que baja gente con esquís hacia las pistas y no queremos causar ningún accidente.

La ruta circular que encontramos por internet nos indicaba que la bajada tendría que ser por las pistas, pero dada la afluencia de gente esquiando, decidimos volver por donde subimos, así nuestras dálmatas podrían volver a correr y jugar a sus anchas, sin molestar a nadie.

Al llegar de vuelta a la furgoneta, volvimos a pasear a Digua. Que estaba tan agustito durmiendo, que ni se enteró que llegamos hasta que lo despertamos.

Fuimos en busca de un lugar tranquilo para comer y estar con nuestros perros sueltos, bajando del Coll de Pals, a la izquierda vimos un edificio en medio de unos campos, que parecía ser un antiguo albergue. Así que sacamos la mesa y nos cocinamos una comida bien rica al calor del sol de invierno.

Después de comer, bajamos a visitar el pueblo de Bagà, que tiene una Hermoso centro medieval, por donde paseamos. Pero antes de llegar, nos encontramos con un gran rebaño de ovejas que atravesó el pueblo, ¡que divertido!

Para dormir, como siempre, fuimos en busca de un lugar tranquilo. Así que llegamos al Santuario de Falgars, en la población de La Pobla de Lillet.

La verdad es que es un lugar precioso y muy tranquilo, solamente escuchábamos las campanas que llevaban en el cuello las decenas de vacas que rodeaban nuestra furgoneta, suerte que estábamos tan cansados, que pudimos dormir plácidamente.

A la mañana siguiente nos dirigimos a Castellar de nHug un precioso pueblo de montaña, conocido por albergar el nacimiento del rio Llobregat.

Aquí volvimos a hacer senderismo, siguiendo el curso del rio y acabamos cogiendo un camino que nos adentraba en el bosque y nos alejaba del resto de turistas que visitaban el nacimiento del rio. Así, las perras pueden correr a su gusto y nosotros disfrutamos más, al verlas felices.

Después de la ruta, volvimos a parar en medio de un campo para comer y así acabar visitando la población de Camprodón.

Por estas fechas había muchísima gente visitando el pueblo y sacándose fotos en su emblemático Puente. Nosotros dimos un bonito paseo, tomamos un café y una crepe de chocolate, hasta que se nos hizo de noche. Acabamos visitando el pequeño mercado que se situaba delante del Puente y desde aquí, volvimos para casa.

Una genial escapada, en un lugar ideal y una compañía inmejorable.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Sorgin Ederra Dalmatians