Sorgin Ederra Dálmatas
Sorgin Ederra Dálmatas

Cálculos urinarios

Los cálculos urinarios están compuestos de minerales y se pueden formar en cualquier parte del tracto urinario de los perros y de los gatos.

 

 

Estas piedras pueden irritar el revestimiento de la vejiga y obstruir el flujo de la orina desde el riñón a la vejiga o de la vejiga al exterior del cuerpo.

Los signos pueden incluir micción más frecuente, sangre en la orina, accidentes urinarios o infecciones del tracto urinario recurrentes.

La mascota con un bloqueo urinario puede ser incapaz de orinar, puede esforzarse o vocalizar (gemidos o lloriqueos) al orinar, o puede vomitar y parecer cansados, y deben ser vistos por un médico veterinario inmediatamente.

Las piedras pueden ser causados ​​por infecciones de las vías urinarias o trastornos metabólicos, algunas razas de animales son más propensos a tener cálculos.

Las piedras generalmente se diagnostican con una radiografía abdominal (rayos X) o con una ecografía abdominal.

Algunas piedras pueden disolverse con dietas especiales, pero otras pueden requerir la extirpación con cirugía u otros métodos.

Animales con antecedentes de cálculos pueden beneficiarse de dietas especiales para ayudar a prevenir la recurrencia.

¿Qué son las piedras de la vejiga y los cálculos renales?

Las piedras de la vejiga y los cálculos renales son acumulaciones de minerales que se encuentran en la orina y se endurecen. Los minerales comúnmente involucrados incluyen estruvita, oxalato de cálcico y urato. Los perros y los gatos pueden desarrollar piedras en cualquier parte del tracto urinario. Las piedras se pueden formar en muchas formas y tamaños diferentes.

Ciertas razas de animales pueden ser más propensas a formar ciertos tipos de piedras. Los dálmatas, por ejemplo, son más propensos a desarrollar cálculos de urato.

Los cálculos pueden tener bordes afilados. Pueden irritar o incrustarse en el revestimiento de la vejiga, causando el engrosamiento e inflamación del tejido. También se pueden formar dentro de los riñones.

Los cálculos pueden causar problemas graves cuando se alojan en los uréteres (los conductos delgados que conectan cada riñón a la vejiga) o la uretra (el tubo estrecho que permite que la orina fluya desde la vejiga al exterior del cuerpo). Cuando se obstruye el flujo normal de la orina desde el riñón hasta la vejiga, la orina (y presión) pueden acumularse en el riñón, lo que puede causar infecciones renales o insuficiencia renal.

Si una piedra obstruye la uretra, la mascota es incapaz de orinar y la orina se acumula en el interior de las vías urinarias. Esto ocurre más comúnmente en mascotas machos porque, en comparación con las hembras ellos tienen una uretra más larga y muy estrecha. Cuando las mascotas son incapaces de orinar, esto es una emergencia médica, y un médico veterinario debe ver a la mascota de inmediato.

¿Qué causa estas piedras?

Las piedras son a menudo causadas ​​por una condición subyacente que altera el equilibrio de minerales u otras sustancias que se excretan en la orina. Los factores que podrían influir en el riesgo para la formación de piedras incluyen:

-Tipo de alimento que la mascota esté comiendo

-Infecciones del tracto urinario

-Enfermedades metabólicas

-Predisposición genética (raza del animal)

 

¿Cuáles son los signos causados por los cálculos de la vejiga y el riñón?

La mayoría de las piedras se encuentran en la vejiga. Las mascotas con cálculos en la vejiga pueden no presentar signos en absoluto, o puede presentar signos tales como las siguientes:

-Micción más frecuente

-Sangre en la orina

-Accidentes urinarios

-Infecciones recurrentes del tracto urinario

Los signos de una posible obstrucción urinaria incluyen:

-Esfuerzo para orinar

-Incapacidad para orinar

-Llanto cuando se encuentran en la caja de arena (en los gatos)

-Vómitos

-Anorexia

-Abdomen doloroso

-Letargo (cansancio)

Las mascotas con cálculos renales pueden no presentar signos o pueden tener sangre persistente en la orina. Si un bloqueo afecta a los riñones, la mascota puede tener dolor cerca de la mitad de la columna (donde se encuentran los riñones) o puede beber y orinar más.

 

¿Cómo se diagnostican los cálculos urinarios?

Algunos médicos veterinarios pueden ser capaces de sentir las piedras en la vejiga mediante la aplicación de una ligera presión con las manos. En la mayoría de los casos, se requiere de una radiografía abdominal (rayos X). Dado que algunas piedras no aparecen en las radiografías regulares, medio de contraste (una solución estéril que aparece brillante en las radiografías) puede necesitar ser inyectada en el tracto urinario para ayudar a que las piedras sean más visibles. Una ecografía abdominal también puede ser útil para visualizar las piedras.

Si la uretra está obstruida con una piedra, el médico veterinario por lo general será capaz de sentir una vejiga firme, y la mascota puede tener signos de dolor.

Exámenes de la orina son útiles para determinar si hay una infección de las vías urinarias. A veces, los cristales se pueden encontrar en la orina, lo que puede proporcionar una pista sobre el tipo de piedra involucradas. Sin embargo, la única manera de identificar el tipo de piedra con certeza es enviar una muestra de las piedras a un laboratorio para su análisis. Esto es importante porque el tratamiento variará dependiendo del tipo de piedra presente.

 

¿Cómo se tratan los cálculos de la vejiga y del riñón?

En las mascotas con bloqueos, por lo general se requiere cirugía de emergencia. Si la mascota no está bloqueada, algunas piedras pueden ser disueltas alimentando a la mascota una dieta especial. Este alimento, es disponible sólo a través de su médico veterinario. El alimento ayudará a modificar el pH de la orina y a disolver los cálculos.

Algunos tipos de piedras no pueden ser disueltos por la dieta y deben ser removidos de la vejiga usando otros métodos, incluyendo:

Vaciado por urohydropropulsion: Mientras que la mascota está sedada, las piedras pequeñas pueden ser expulsadas llenando la vejiga con líquido y aplicando presión para vaciarla (sólo funciona para las piedras pequeñas)

Cesta de recuperación: Usando un endoscopio pequeño (un dispositivo largo y delgado con una pequeña cámara) este se inserta en la uretra mientras el animal está bajo anestesia, y las piedras se localizan y se retiran (no es posible en los gatos machos).

La litotricia con láser: se inserta en la uretra un pequeño endoscopio y se utiliza un láser para romper las piedras en pedazos más pequeños que luego pueden pasar a través de la uretra (no es posible en los gatos machos)

Cirugía: La vejiga se abre a través del abdomen, y se eliminan las piedras.

Mientras que las piedras del riñón pueden ser eliminadas por cirugía, este procedimiento puede afectar la función renal. Otra alternativa, que es por lo general sólo disponible en las universidades, se llama litotricia extracorpórea por ondas de choque. En este procedimiento, las ondas de choque se utilizan para romper los cálculos en los riñones y el uréter para que se conviertan en piedritas suficientemente pequeñas para salir con la orina.

Una vez que se eliminan las piedras, estas se presentan, en general, a un laboratorio de diagnóstico para determinar su tipo y su composición. Una vez que la composición de los cálculos se ha determinado por análisis de laboratorio, las mascotas pueden necesitar ser alimentadas con una dieta especial y/o recibir medicación por el resto de su vida para ayudar a prevenir su recurrencia.

Dieta adecuada para prevenir la patología

Tal y como habréis leído, uno de los factores causantes de los cálculos renales es la alimentación, en concreto, la que conlleva alimentos con purinas.

Las purinas, no son otra cosa que unas moléculas orgánicas que forman parte del ADN. En concreto, se llama purina a una base nitrogenada con forma de anillo y una composición y conformación química concreta.

En contraposición, existen otras moléculas que son las pirimidinas. Purinas y pirimidinas forman el esqueleto de los ácidos nucléicos, que constituyen el ADN. Las purinas son las encargadas de formar la adenina y la guanina. Pero dejemos de lado la lección de biología. ¿Qué relación tienen con el ácido úrico?

Cuando el cuerpo de nuestro perro metaboliza el ADN, durante los procesos naturales (como la muerte celular), las purinas son degradadas hasta formar un producto de desecho; el ácido úrico.

Pero, las purinas tambien proceden de cierto alimentos, los cuales son digeridos y las liberan en sangre, donde son degradadas hasta ácido úrico, como si su procedencia fuese propia. En otras ocasiones, ciertos alimentos y hábitos promueven el envejecimiento celular, la muerte de la célula y el incremento de purinas, lo que desemboca en un incremento de ácido úrico. Como es, por ejemplo, el sobrepeso.

Los pasos a seguir para mantener un correcto nivel de purinas en sangre, son los siguientes:

En primer lugar, reducimos la ingesta de purinas. Estas proceden sobre todo de las carnes rojas o de caza, las vísceras (especialmente el higado) y algunos pescados, sobre todo, los pescados azules y marisco.

He dicho reducir, eso no quiere decir que no puedan comer. Lo importante de la dieta, es que sea variada y equilibrada. Nuestro dálmata puede comerse un chuletón, carne picada de vacuno o sardinas, las podemos acompañar con kéfir, huevo y frutas de temporada, para hacer un plato nutritivamente completo.

La dieta de nuestro dálmatas, tiene que ser rica en alimentos naturales, frescos, de temporada y que tengan todos los nutrientes necesarios, desde la proteína, hasta los hidratos, fibras, minerales y vitaminas que nos aportan las verduras, frutas, cereales, legumbres y alimentos de procedencia animal.

En segundo lugar, es importante que beban mucha agua, lo que ayuda a reducir la concentración de ácido en sangre. Un buen truco, si alimentas a tu perro con pienso, es añadirle una buena cantidad de agua o caldo. Cuando cocines algo para ti, como verdura o pasta, guarda el agua sobrante en un tupper (que no tenga sal), y así, a la hora de comer de tu dálmata, le hacer un sopa de pienso con el liquido que tenías guardado. Asi, beberá una cantidad extra de agua. También puedes hervir una olla grande, unos cuantos litros de agua, con una pastilla de Avecrem, y lo puedes guardar en el frigorífico, para varias tomas de comida.

 

Numeros de telefono:

617374532 (Maria)

646884111 (Marc)

 

E-mail: info@sorginederra.es

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Sorgin Ederra Dalmatians